PCISA

Patrimonio Cultural Inmaterial de la Sierra de Albarracín

La cantiga CXCI de Alfonso X el Sabio: El milagro de Rodenas

Deja un comentario

Reproducimos parcialmente a continuación un excepcional  artículo de Patrimonio Cultural Inmaterial como testimonio medieval de nuestras ricas tradiciones y expresiones orales (leyendas).  Se trata de “La cantiga CXCI de Alfonso X el Sabio: El milagro de Rodenas” publicado por Raúl Ibáñez Hervás  en la revista Rehalda nº 12 en Junio de 2010.

 …/…

LAS CANTIGAS DE SANTA MARIA[x]

Existen cuatro manuscritos[xi]:

  1. El Códice que procede de la Catedral de Toledo, contiene 160 hojas de pergamino. Se trata del manuscrito 10069 de la Biblioteca Nacional de Madrid. Está escrito a dos columnas con letra francesa del siglo XIII.
  2. El Códice Escurialense posee 4 cantigas en 361 hojas de pergamino. Está escrito también a dos columnas con letra francesa del siglo XIII. Contiene viñetas con miniaturas y también notaciones musicales. Se le conoce con el nombre de Códice Rico. En este códice M.s. T.I.1. es donde está incluida la cantiga que hace alusión a Rodenas.
  3. El otro Códice de la Biblioteca del Escorial, es el llamado Códice de los Músicos, manuscrito b.I.2. Contiene 256 hojas de pergamino, escrito a dos columnas y con letra francesa del siglo XIII. Posee adornos sencillos en las letras capitales e iniciales, siendo de forma alternativa de color azul y rojo.
  4. Por último el manuscrito B.R.20 que es el códice Florentino no posee música, consta de 131 hojas de pergamino y se encuentra en la Biblioteca Nacional de Florencia. Tiene letra gótica francesa del siglo XIII. A cada cantiga le siguen una o dos páginas miniadas.

Como fuentes escritas de la obra hay que hacer alusión a las colecciones latinas de milagros de la Virgen, se trata de milagros marianos difundidos por todo el oc cidente cristiano; también las fuentes orales de relatos de milagros españoles y alemanes, no debemos olvidar que la madre de Alfonso X procedía de allí.

La obra en su conjunto se puede dividir en tres grandes grupos ateniéndonos al lugar de los hechos que se cuentan y también al sitio del cual provienen[xii]:

  1. El primero muestra los milagros de la Virgen difundidos por el occidente cristiano.
  2. Otro nos cuenta los milagros acaecidos por los diferentes santuarios de la península, como Montserrat, Santa María de Salas, etc…
  3. El tercero haría referencia a los milagros en los que el propio Alfonso X es el protagonista, su familia o personas cercanas a él.

Se ha escrito mucho sobre el tema de la autoría de las cantigas, pero sin llegar a una posición unánime por todos los investigadores. Que fuera una obra individual es una tesis que hoy en día nadie sigue. Es probable que la mayoría de los poemas los compusiera una misma persona, pero en el análisis se aprecia que hay más de un autor que intervino en su composición.

Según el profesor Mettmann la persona organizadora del trabajo y que también sería el autor de la mayoría de los poemas sería Airas Nunes[xiii], que era un trovador gallego. Alfonso compondría una decena de cantigas y nadie dudaría de su participación.

Las fechas de creación de la obra van desde 1270 hasta 1282 siendo posible que una vez muerto el rey Alfonso X se siguiera con el trabajo.

Algunas veces se ha visto un verdadero estilo alfonsí, en cuanto a una unidad latente entre los manuscritos. Por ejemplo en la caligrafía, la alternancia de tinta roja y azul, el estilo de las miniaturas, etc…

El scriptorium era el taller donde trabajaba el copista y en ocasiones los iluminadores. Lo que se desconoce es si había solamente un scriptorium o había varios y la ciudad o ciudades en las que se encontraba ubicado[xiv] (Sevilla, Toledo, Murcia…).

Se puede apreciar que los compositores trabajaban primero haciendo borradores en rollos de pergamino que luego pasaban de forma definitiva en el scriptorium[xv].

En algunas de las representaciones miniadas podemos encontrar con gran detalle instrumentos de la época con los que se interpretaban las notas musicales escritas en las Cantigas. Entre estos instrumentos podemos encontrar: el órgano portativo o de mano, la cítara, qanum o canon, laúd, bandurria, cítola, vihuela, rabé, zanfoñas, trompas, cornetas, flauta, tambor, gaita, albogón, darbuka, tejoletas, címbalo, o el carrillón.

También se pueden reconocer perfectamente diferentes monumentos característicos de diversos lugares de España como el acueducto de Segovia, el santuario de la Arrixaca en Murcia, hórreos gallegos, etc[xvi]

Semejante obra se puede suponer que no estaba destinada a permanecer en una biblioteca cerrada, sino que su misión era el exhibir el códice abierto sobre una mesa o un atril en el palacio del rey[xvii].

EL PERGAMINO DE LA CANTIGA CXCI

Se compone de dos partes, la parte historiada y la parte musical.

En la parte historiada ocupando la zona superior central del folio pergamino se aprecia el número de la cantiga que nos ocupa. Concretamente aparece en números romanos CXCI, es decir la 191. Cada número romano aparece en color alternando entre uno rojo y otro azul.

La historia miniada está dividida en seis compartimentos o viñetas de semejante dimensión entre ellas y en las que se narra el argumento central de la cantiga. A su vez, adornando toda la composición le rodea una orla de colores muy vistosos entrelazados, creando cruces latinas. Entre un compartimento y otro, en cada una de las esquinas aparece de forma repetitiva el castillo y el león, haciendo referencia al reino de Alfonso X, el reino de Castilla y León.

En la parte superior de cada viñeta se describe lo que se pinta debajo, alternando una frase en azul y la de la siguiente viñeta en rojo. Las viñetas siguen la historia narrada desde el ángulo superior izquierdo hasta la viñeta del ángulo inferior derecho.

Las figuras están pintadas sobre el fondo blanco del propio pergamino que llega a formar parte de la propia composición.

La representación del castillo en las viñetas 1, 3, 4 y 5 es de forma convencional, con todos sus elementos superpuestos, en donde se aprecia un contraste claro entre los frontales de las construcciones de tono marfil con la alternancia del azul y del rojo en los tejados de los edificios.

También se aprecia en las figuras un miniaturismo especial, llegando hasta los más pequeños detalles, en la vestimenta y en los rasgos fisonómicos de cada uno de los personajes que se representan.

Se huye de las tintas planas, queriendo dar volumen con las diferentes tonalidades y grado de cubrición de pigmento (muy apreciable en los pliegues de las ropas de los personajes).

En la tercera viñeta siguiendo el orden lógico de lectura, es en la única que aparece la misma figura dos veces representada; pasando ya a tener una sola figura el protagonismo en la escena central de la parte historiada de la cantiga, que correspondería con la viñeta cuatro y cinco según el orden lógico de lectura, en la caída y en el levantamiento de la alcaidesa. Es como si la viñeta 3, por necesidades organizativas de espacio en la composición del folio ilustrado, se hubiera dividido en dos partes narrativas. Por un lado la que nos muestra cómo la alcaidesa se desplaza a pie hasta el lugar indicado y otra cómo la alcaidesa coge el agua de la fuente.

En cuanto a la vegetación y a la arquitectura que aparecen representadas, hacen referencia a motivos “tipo”, sin poder identificar con plena seguridad alguna especie autóctona de la zona.

Las viñetas tres y cuatro ocupan la parte central de la composición y en ella aparece la fuente que en la miniatura era de plata aunque hoy está ennegrecida por el paso del tiempo[xviii].

Las dehesas y fundamentalmente las heredades poseían un mayor valor si disponían de cursos fluviales por pequeños que fuesen. La ubicación de los núcleos aldeanos dependía de la disponibilidad de agua para consumo[xix]. Recogiéndose documentalmente en aquellos años dos fuentes importantes en Rodenas como son la Foradada y la Cañada La Reina[xx]. Tal vez se trate de la Peña de La Horadada y Trascasa en donde se desarrolló el milagro[xxi].

Es indudable que alguien originario o conocedor de Rodenas muy cercano a la corte alfonsí tuvo interés en que la leyenda apareciera, Carlos Muñoz afirma que Juan Núñez de Lara (esposo de la quinta señora de Albarracín Teresa Álvarez de Azagra) tuvo una estrecha relación con Castilla[xxii].

En la última viñeta aparece la Virgen María elevada sobre un altar y con su hijo sentado sobre su rodilla. El trono es dorado, al igual que la construcción manifestando gran importancia. En una segunda posición de relevancia aparece el monje como la persona que trasmite lo ocurrido en el milagro entre la Virgen y los mortales; y en un tercer lugar aparecen todas esas figuras que permanecen atentos a lo que se les está contando, por sus trajes se trata de personas con cierto estatus social, generalmente cortesanos, con rasgos que los diferencian cada figura de la que tiene al lado y muy posiblemente reconocibles en la época. Todos estos personajes que escuchan al monje están sentados a la turca, en el suelo y de reminiscencias puramente musulmanas. Se agolpan en la parte inferior izquierda de la viñeta dando sensación de multitud. Las arquerías de la composición separan a los personajes jerárquicamente, en este caso por un lado la Virgen y por otra todos los demás, y también nos indica que se trata de una escena en un espacio interior.

En la zona superior central de la parte musical aparece también en números romanos el número de la cantiga en cuestión. Posteriormente en letras rojas aparece el título de la cantiga para seguir con las notaciones musicales seguidas del texto.

Higinio Anglés uno de los mejores especialistas en este campo, demostró que las Cantigas de Santa María tienen un gran parentesco con la música europea del momento en Francia. Y llegó a afirmar que las Cantigas son el repertorio musical más importante de Europa en cuanto a la lírica medieval[xxiii].

En cuanto al estribillo inicial, es repetido después de cada estrofa y en el se dice la esencia que interesa trasmitir. Se trataría de una sentencia que sería lo que en realidad hace pensar a quien la escucha[xxiv].

El musicólogo Julián Ribera las trascribió y las reprodujo en 1922 apostando por el origen árabe de la música aparecida en la obra[xxv].

Hay investigadores que han visto analogías del milagro que se cuenta aquí con lo acaecido en la cantiga 107, de “Cómo Santa María guardó de la muerte a una judía que despeñaron en Segovia; y porque se encomendó a Ella no murió ni se hi rió”, y que con posterioridad se trasformaría en la leyenda del milagro segoviano de María del Salto[xxvi]. Aunque como bien dice Alfonso José Filgueira en la cantiga 191 la caída es casual, cosa que en esta última no ocurre así[xxvii].

En la cantiga 107 se lee lo siguiente:

“A quien creyere en la Virgen Santa, Ella le será valedora en su cuita.

De esto, un milagro, en verdad, hizo en Segovia, la ciudad, la Madre de Piedad, como dirá este cantar, // de una judía que fue hallada en falta y presa, y llevada para ser precipitada desde una peña que allí hay, // muy alta y muy áspera, y ella dijo:

<¡Ay, desgraciada de mí, cómo puede quedar con vida quien tenga que caer desde allí, // salvo que Dios lo quiera!. Pero Tú, Reina María, en quien confía la cristiandad, si tal eres como he oído, ya// que socorres a los cuitados que a Ti se encomiendan, entre todos los culpados, váleme a mí, porque me es menester// y si quedase viva y sana, me haré cristiana en seguida, antes de mañana por la mañana, sin falta.>//

Los judíos que la llevaron la dejaron en camisa y luego la despeñaron diciendo:

< ¡Allá va! >// Pero, cuando desde allí hubo caído, fue socorrida por la Virgen, pues no pereció, aunque cayó allá abajo, al pie de una higuera y se levantó prestamente y siguió su camino diciendo:

< Siempre será bendita y gloriosa la Madre de Dios preciosa que fue conmigo tan piadosa, y ¿quién no la servirá? >//

Y llegó a una iglesia de aquella que siempre era bendita, donde mucha gente la vio y dijo:

< Acá// venid, y me bautizaréis, y oiréis un milagro tal que os maravillaréis y a todos les pasará lo mismo. >//

Y aquella gente de inmediato la bautizó y siempre creyó mucho en la que por nosotros rogará// a su Hijo Glorioso que sea piadoso con nosotros en el día temeroso en que vendrá a juzgarnos.”[xxviii]

En los dos casos son escuchadas las mujeres en apuros que imploran los favores de la Virgen[xxix].

Más milagros recogidos en las Cantigas en relación a caídas los podemos encontrar en la cantiga 282 del Códice Florentino que nos narra la caída de un niño desde un piso de una casa y la consiguiente intercesión de la Virgen ayudándole para que milagrosamente no muriera.

En la cantiga 133 del Códice Rico vemos como una niña va a beber agua a una acequia y cae en ella ahogándose. Sus padres la llevan ante la Virgen y la resucita. Todos dan gracias a la Virgen por el milagro.

También se pueden ver analogías con otros relatos en la estructura de composición. Por ejemplo hay varios que son recogidos por el Doctor Don Estevan Dolz del Castellar[xxx], algunas son caídas fortuitas y otras deliberadas, muchas veces son caídas de niños y otras muchas de mujeres siendo las menos las de varones, pero que siempre tienen un final feliz por la intercesión de la Virgen. Reproducimos una de ellas a modo de ejemplo.

ejemplo_cantiga_caida

 

PARTE HISTORIADA[i]   

Pinche en las imagenes para ver a tamaño completo y poder leer las transcripciones y traducciones

 

TRADUCCIÓN DE LA PARTE MUSICAL

Verso: De cómo la alcaidesa cayó de la cima de una peña de Rodenas de Albarracín, llamó a Santa María y no se hirió.
Estribillo: Quien de Santa María tiene su merced bien ganada ya no será tan extraño que de toda desgracia lo guarde.
Verso: De esto hubo un gran milagro por como a mi me fue contado. A una mujer que era de un castillo llamado de Rodenas que está en el término de Albarracín y poblado encima de una gran peña, bien cerca de una montaña.
Estribillo: BIS.
Verso: El alcaide del castillo era un pobre escudero que fue a por su soldada para tener algún dinero, pero con el fin de no dejar solo el castillo permaneció allí la alcaidesa.
Estribillo: BIS.
Verso: Cada día iba a por agua muy lejos, por un sendero a una fuente que nacía a pie de ese monte, en un valle, y está muy bien que yo os cuente lo que le ocurrió cuando fue para que toméis ejemplo de tan importante acontecimiento.
Estribillo: BIS.
Verso: Así serviréis bien a la Virgen como ésta mucho servía y que cuando desde lo alto de la peña quiso bajar a por agua a la fuente, tal viento la golpeó que la despeñó desde la cima invocando a la Virgen sin saña.
Estribillo: BIS.
Verso: Pidiendo que le valiese (ayudase) y tan pronto fue oída su oración que, aunque cayó desde muy alto, no murió ni fue herida sino que se levantó dando alabanzas a la Virgen muy cumplida de bienes y este milagro lo conocieron por toda España.
Estribillo: BIS.

Audiovisual: Cantiga CXCI de Alfonso X el Sabio

 La banda sonora en este vídeo pertenece a las cantigas 340 y 7. Las imágenes de los pergaminos medievales sí son de la cantiga 191.

NOTAS

[x] Hemos omitido la introducción del artículo que versa sobre la biografía de Alfonso X y su producción cultural y de Rodenas en el siglo XIII. Si desea ver el artículo completo, pulse en este enlace

[xi] METTMANN, W., Alfonso X, El Sabio. Cantigas de Santa María, Castalia, Madrid, 1986, pp. 25 a 40.

[xii] METTMANN, W., ibídem , pp. 11 y 12.

[xiii] METTMANN, W., ibídem, página 20.

[xiv] GARCIA CUADRADO A., Las Cantigas. El Códice de Florencia, Universidad de Murcia, Murcia, 1993.

[xv] MENENDEZ PIDAL, G., op. cit., pp. 151 y 152.

[xvi] DOMINGUEZ RODRIGUEZ, A. y TREVIÑO GAJARDO, P., Las Cantigas de Santa María. Formas e imágenes, Ediciones AyN, Madrid, 2007,0 página 19.

[xvii] http://www.artehistoria.jcyl.es/artesp/contextos/7355.htm

[xviii] MENENDEZ PIDAL, G., op. cit., página 175.

[xix] BERGES SANCHEZ, J.M., Actividad y estructuras pecuarias en la Comunidad de Albarracín (1284-1516).

[xx] BERGES SANCHEZ, J.M., ibídem.

[xxi] LAZARO POLO, F., “Introducción a la literatura turolense”, Xiloca, 20,(Calamocha, 1997), página 261.

[xxii] LAZARO POLO, F., ibídem, página 261.

[xxiii] METTMANN, W., op. cit., página 8.

[xxiv] METTMANN, W., ibídem, página 13.

[xxv] RIBERA TARRAGO, J., La música de las Cantigas: estudio sobre su origen y naturaleza, con reproduccio­nes fotográficas del texto y transcripción modernas, Madrid, 1922.

[xxvi] PRIETO DE LA IGLESIA, M.R., y SANCHEZ PRIETO, A.B, “La Cantiga 107 de Alfonso X y el proceso de transformación de la leyenda de María del Salto”. Estudios segovianos, 95, (Segovia, 1997), pp. 153 a 227.

[xxvii] FILGUEIRA VALVERDE, A. J., Cantigas de Santa María: códice rico de El Escorial Ms. Escurialense T.I.1, Castalia, Madrid, 1985., página 311.

[xxviii] FILGUEIRA VALVERDE, A. J., ibídem, pp. 185 y 186.

[xxix] FONQUERNE, Y.R., (ed.), La condición de mujer en la Edad Media, Casa de Velázquez-Universidad Complutense de Madrid, Madrid, 1986, página 53.

[xxx] DOLZ DEL CASTELLAR, E., Año Virgíneo, cuyos días son: Finezas de la Gran Reyna del Cielo Maria Santissima, Virgen, Madre del Altíssimo, sucedidas en aquellos mismos dias , en que se refieren, Imprenta de Teresa Piferrer Viuda, 4 vols., Barcelona, 1759, pp. 308 y 309.

FUENTE

IBAÑEZ HERVAS, Raúl, “La Cantiga CXCI de Alfonso X El Sabio: el milagro de Rodenas”, Rehalda,  Año: 2010, Número: 12., pags. 37-56. 

Descargas

“La cantiga CXCI de Alfonso X el Sabio: El milagro de Rodenas” Artículo completo (doc. pdf)

Presentación del artículo de Rául Ibañez en Ródenas (doc. pdf. 5 MB)

Enlaces de interés

Manuscrito completo de la cantiga 191 (BIbiblioteca Nacional de España | Biblioteca Digital)

Texto, facsimil y partitura de la cantiga 191 

Anuncios

Autor: Manuel Matas

Miembro de la Junta Directiva de CECAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s