PCISA

Patrimonio Cultural Inmaterial de la Sierra de Albarracín

Los Mayos de Guadalaviar

Deja un comentario

Los orígenes de esta fiesta se remontan a los fenicios (La fiesta mayumea fenicia ya exaltaba la primavera) y a Los griegos. También los romanos copiaron esta tradición mayumea en honor de la flora, el primer día de mayo…

Parece pues deducirse que la fiesta conocida actualmente en los pueblos de la Sierra de Albarracín con el nombre de los “mayos” es la misma que tradicionalmente ha venido  transmitiéndose  de padres  a hijos con las modificaciones consiguientes al transcurso de muchos siglos y de las nuevas costumbres….

Los mayos entierran sus raíces en los tiempos en que el calendario natural  marcaba  los ritmos de la vida individual y colectiva, como un reclamo de los pueblos que dependen de la generosidad de la tierra. Son también ritos iniciáticos al amor, a la formación de nuevas parejas capaces de dar nueva prole con la que garantizar que, en los inviernos futuros, habrá brazos jóvenes dispuesto a trajinar.

Por los que nos han transmitido nuestros mayores los mayos se alargaban desde el 30 de abril hasta las fiestas patronales de Santiago  Apóstol  (25 de Julio). Todo empezaba en  La noche del 30 de abril con el sorteo de mayas y mayos, que tenía lugar colocando los nombres de las mozas y de los mozos en sendas boinas. De esta manera, por insaculación, se sorteaban la Virgen y el niño. El mozo al que le tocaba la primera era el encargado de organizar todas las fiestas de los mozos del año, y la moza, a quien  Le había correspondido el Niño, tenía como misión el bordado de un banderín que se colocaba en lo alto del “pimpollo”  (un pino de grandes dimensiones) que los mozos, previo permiso  del Ayuntamiento, cortaban en La Dehesa, pelaban, arrastraban y plantaban en la noche de San  Juan. Con la venta de este pimpollo se costeaba el gaitero de las Fiestas y otros gastos.

Emparejados mayos y mayas se formaba la rondalla que iba de puesta en puerta anunciando a cada moza el mayo que le había caído en suerte.  No siempre  estaban condenadas  las mozas a resignarse con su suerte,  y existían diversas manifestaciones para  repudiar a su  mayo (encender la luz, acudir  al día siguiente a misa con el mantón  al revés, … ) El mozo repudiado  debía resignarse con su suerte  y esperar un año más proclive, aunque también  podía castigar  a la moza con cánticos y coplillas alusivas.  El caso es  que los mayos  adquirían el compromiso de acompañar  a su maya a misa mayor, y comenzar  con ella el baile durante todo el año.  El día 24 de junio el mayo preparaba  la enramada con adornos  a base de follaje  verde;  después se hacía la ofrenda  casa a casa de las mayas pidiendo huevos y con los que se sacaba se celebraba  una merienda a la que ya asistían las mayas. Sí la cosa funcionaba  se fijaba la dote y la fecha  de la boda.

En nuestros días, aunque la tradición sigue  viva y muchas  de las costumbres se siguen  realizando, la fiesta maya simboliza más un atractivo turístico  y un motivo de alborozo para las cuadrillas  de jóvenes que un rito de noviazgo y casamiento.

En Guadalaviar se sigue manteniendo viva la tradición del sorteo de mozos y mozas en boinas distintas.  Después la rondalla va recorriendo  las casas cantando la copla maya a cada una de las mozas, con la particularidad  de que el resto de los mozos  puede  echar el alto antes  de pronunciar el nombre  completo  del mayo, aportando en cada  caso el doble  de dinero del alto anterior.  Con el dinero recogido se prepara  una  comida típica  al día siguiente  en la fuente de la Cerraja y coincidiendo con la noche del 30 de abril, los mozos se reunían  y hacían  una subasta  pujando cada uno por la moza que le interesaba.  Terminada la subasta  iban de casa en casa con guitarras  cantando los mayos. Un canto resaltando la belleza de la mujer.

 DESCARGAS

 Versos de los Mayos de Guadalaviar (Doc. pdf)

Partitura de los Mayos de Guadalaviar (Doc. pdf.)

VÍDEOS SOBRE LOS MAYOS DE GUADALAVIAR

IMÁGENES  DE LA RONDALLA DE GUADALAVIAR.

CRÉDITOS

El texto de los Mayos de Guadalaviar es de la Asociación Cultural Río Blanco de Guadalaviar, publicado en la revista Torvel, Monográfico de Fiestas y Tradiciones de Teruel Nº 7 de Abril de 2002.

Los versos de los Mayos y las fotografías han sido cedidas por Marina Martínez Mangado, miembro de la Rondalla de Guadalaviar.

Anuncios

Autor: Manuel Matas

Miembro de la Junta Directiva de CECAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s